Inicio de sesión
  • Noticias
Imprimir

Informe N.º 11-2019

Comentario de la economía nacional para noviembre de 2019


-Descargue este informe (PDF)

San José, 28 de noviembre de 2019

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica, en el artículo 9 de la sesión 5904-2019 celebrada el 20 de noviembre de 2019, conoció y discutió el informe mensual de coyuntura económica. De este análisis destacó lo siguiente:

A. Entorno externo:

1. Indicadores recientes reafirman el menor ritmo de crecimiento económico de algunas economías avanzadas y emergentes. Por ejemplo, según cifras preliminares, la producción de Estados Unidos (EUA) creció a una tasa anualizada de 1,9% en el tercer trimestre de 2019, inferior al 3,1% y 2,0% del primer y segundo trimestres, respectivamente. Por su parte, el crecimiento económico en China fue de 6,0% interanual en el tercer trimestre (6,4% y 6,2% en el primer y segundo trimestres del año). La actividad económica en México se mantuvo en terreno negativo y presentó una tasa interanual de -0,4% en el tercer trimestre (-0,8% el trimestre previo). El crecimiento en la zona del euro durante el tercer trimestre se mantuvo en un ritmo bajo, con una tasa de 1,2% interanual.

2. En este contexto y con una inflación contenida, en algunas economías avanzadas y emergentes continuó el relajamiento de las condiciones monetarias. El Sistema de la Reserva Federal de EUA, en su reunión del 29 y 30 de octubre, redujo el rango de la tasa de interés de referencia por tercera ocasión en el año (acumuló 75 puntos base (p.b.)) para ubicarlo en [1,5%, 1,75%]. Por su parte, el Banco Central Europeo redujo, el 12 de setiembre pasado, la tasa de interés aplicable a la facilidad de depósito en 10 p.b. para posicionarlo en -0,50% y, además reactivó el programa de compra de activos que había finalizado en diciembre pasado.

En Latinoamérica, algunos bancos centrales también redujeron su tasa de política monetaria en 2019. En particular, el Banco de México lo hizo por tercera vez en el año, hasta ubicar su tasa de política monetaria en 7,5% el 14 de noviembre; el de Chile bajó su tasa desde 3% a inicios de junio a 1,75% el 23 de octubre, y en Perú este indicador pasó de 2,75% a inicios de agosto a 2,25% el 7 de noviembre.

3. Recientemente bajó la incertidumbre y la volatilidad en los mercados financieros. Este comportamiento, observado en el bimestre octubre – noviembre, estuvo asociado, entre otros, al acuerdo comercial parcial alcanzado entre EUA y China y a una mayor probabilidad de que ocurra una salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea. A manera de referencia, el VIX1 bajó de 18 puntos en promedio en los primeros 11 días de octubre a 13 puntos en promedio entre el 12 de octubre y el 20 de noviembre.

4. Cifras preliminares al tercer trimestre del año muestran una mejora en los términos de intercambio del país. Los precios de las materias primas importadas por Costa Rica muestran una reducción desde inicios de agosto. El precio medio de las materias primas importadas bajó 8,5% entre agosto y lo que transcurre de noviembre (al 20) respecto a igual periodo del año previo. Esa caída refleja en particular la disminución en la cotización del cóctel de hidrocarburos referente para la economía costarricense (USD 79,3 en octubre de 2018 a USD 71,6 un año después, para una reducción de 9,7%)2.

Los menores precios de las materias primas importadas, combinados con un repunte en los precios de algunos bienes agrícolas de exportación (por ejemplo, piña y café con variaciones interanuales de 0,6% y 9,8% en el tercer trimestre de 2019, desde -0,8% y 0,7% en los primeros tres meses del año), incidió en una mejora en los términos de intercambio para Costa Rica (es decir, la relación de los precios de las exportaciones a las importaciones), según cifras preliminares, de 1,0% en el tercer trimestre contra una variación nula en el primer trimestre.

B. Economía nacional:

1. La inflación está contenida, y las expectativas inflacionarias siguen ancladas al punto medio del rango meta del Banco Central. En octubre de 2019 la inflación general, medida por la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor, fue de 2,1%. Esto marcó el segundo mes consecutivo de desaceleración en la inflación, luego del incremento registrado en julio y agosto pasados (a una tasa de 2,9% en ambos meses) como consecuencia de la entrada en vigencia del impuesto sobre el valor agregado.

En la desaceleración de la inflación incidió, en mayor medida, la caída en los precios de los bienes agrícolas, combustibles y electricidad. La inflación subyacente promedio mostró una evolución similar y, en octubre se redujo de 2,7% a 2,4% (interanual). La reducción en la inflación general y subyacente sugiere la persistencia de fuerzas desinflacionarias en la economía.

Por su parte, las expectativas de inflación de los agentes económicos a 12 meses continúan ancladas a la meta [3,0% ± 1 p.p.] del Banco Central, con una mediana de 3,0%.

2. La economía costarricense continúa en recuperación. En particular, el Índice Mensual de Actividad Económica (serie tendencia-ciclo) registró en setiembre de 2019 un crecimiento interanual de 2,0%, la mayor tasa observada desde noviembre de 2018, y alcanzó así el cuarto mes consecutivo de recuperación.

Ese repunte estuvo asociado con una mejora en la producción agrícola y en la actividad manufacturera del régimen definitivo, con la relativa estabilidad en los flujos de comercio con la región centroamericana y, más recientemente, con un efecto base en relación con la huelga que, en el último cuatrimestre de 2018, afectó en especial la producción de los servicios públicos de salud y educación.

El crecimiento medio en los últimos 12 meses fue de 1,6%. Esta tasa es muy inferior al crecimiento potencial estimado para la economía costarricense (3,5%), lo que confirma la presencia de holgura en la capacidad de producción (brecha del producto3 negativa).

3. El déficit en la balanza comercial de bienes, según cifras preliminares a octubre de 2019, se redujo a 6,3% del PIB (desde 7,1% en igual lapso del año pasado), producto de la disminución de 2,5% en las importaciones y el aumento de 1,1% en las ventas externas.

Esa disminución en las importaciones a octubre refleja el menor ritmo de crecimiento económico de este año. Sin embargo, congruente con los signos de recuperación de la actividad económica nacional, la variación trimestral anualizada a octubre muestra una relativa mejora en las importaciones de bienes de consumo y de capital (aumento de 1,7% y 0% desde 1,0% y -2,7% el trimestre previo).

En lo que respecta a las exportaciones, a octubre de 2019 se mantiene el dinamismo en las ventas externas de empresas del régimen especial y se observa una estabilización en las exportaciones de productos manufacturados de empresas del régimen definitivo y de los agropecuarios. Lo anterior está asociado con una mejora en las ventas al mercado de Centroamérica y Panamá, así como con la mayor oferta exportable de banano.

4. La reforma fiscal contemplada en la Ley 9635 sigue cosechando réditos. En particular, el déficit primario del Gobierno Central (que excluye el gasto por intereses, y es un buen indicador de la dirección de la política fiscal), mostró a octubre de 2019 una reducción a 1,9% del PIB, comparado con 2,1% en igual periodo de 2018. Eso muestra, en particular, el sostenido aumento en la recaudación tributaria. Sin embargo, en razón del crecimiento en el gasto por intereses, el déficit financiero del Gobierno Central aumentó a 5,5% del PIB, comparado con 5,1% en igual periodo del año pasado.

Eso empujó al alza el déficit financiero del sector público global reducido, a 3,8% del PIB (según cifras preliminares), superior en 0,5 p.p. al registrado 12 meses antes4.

Con estos indicadores, el saldo de la deuda del sector público y del Gobierno Central alcanzó a representar en octubre de 2019 un 71,5% y 56,5% del PIB5, respectivamente (comparada con 70,3% y 53,4% en octubre de 2018).

Como muestra de la mayor confianza de los ahorrantes en la sostenibilidad de las finanzas públicas, las tasas de interés del Gobierno Central han caído sistemáticamente a partir de abril de este año, entre 250 y 350 p.b. para todos los plazos y tanto en moneda nacional como extranjera. Además, este año el Gobierno contó con acceso al financiamiento externo; en particular, el crédito de apoyo presupuestario del Banco Interamericano de Desarrollo por USD 350 millones, desembolsado en octubre, y la colocación en noviembre de títulos de deuda externa por USD 1.500 millones. Este financiamiento externo contribuyó a reducir la presión sobre el mercado interno, y de esa forma a reducir las tasas de interés domésticas para el Gobierno.

5. Las tasas de interés activas del sistema financiero mantuvieron su tendencia a la baja. En efecto, congruente con la menor presión del Ministerio de Hacienda sobre las tasas de interés internas y las reducciones de la Tasa de Política Monetaria (TPM)6 aprobadas por el Banco Central, las tasas de interés promedio para los préstamos en colones y en dólares de los intermediarios financieros también han disminuido en 2019.

En octubre de 2019, las tasas activas negociadas en colones fueron en promedio de 12,54% y en dólares de 6,99%, respectivamente (13,06% y 8,46%, el promedio de los primeros 9 meses del año). El nivel medio más alto de las tasas negociadas fue en la actividad de consumo, en especial tarjetas de crédito (34,4% en colones y 25,8% en dólares). Las tasas de interés en la banca privada registraron mayores niveles en relación con la banca pública, especialmente en colones para actividades inmobiliarias, consumo, servicios y manufactura.

6. Señales de repunte en el crédito al sector privado, coherente con la recuperación económica, mientras que los agregados monetarios mantuvieron un crecimiento moderado. En octubre de 2019 la liquidez total y la riqueza financiera total crecieron 3,0% y 7,4%, respectivamente (3,9 y 7,6% un año antes) y reflejaron una mayor preferencia por el ahorro en colones. En parte, la colonización relativa del ahorro fue explicada por la mejora relativa en el premio por ahorrar en colones, producto de la mayor reducción en las tasas de interés en moneda extranjera y de la moderación de las expectativas de variación cambiaria.

Por su parte, el crédito al sector privado mostró una tasa interanual de 0,9%7 (4,5% un año antes), con una reducción en la dolarización del crédito, aunque su tasa trimestral anualizada registra, a partir de julio pasado, un repunte en las operaciones de crédito en colones, y menores tasas de caída en las colocaciones netas de crédito en moneda extranjera.

7. La apreciación del colón es consecuente con la mayor disponibilidad relativa de divisas. Al 20 de noviembre, el resultado neto acumulado del mercado privado de cambios fue superavitario en USD 1.729,2 millones (USD 923,9 millones en igual lapso del año anterior). Esta condición se explica por la menor demanda de importaciones y la mejora en la confianza de los agentes económicos ante los avances en materia fiscal, y que se manifiesta en la relativa desdolarización del ahorro financiero. En este contexto, a la fecha indicada, el tipo de cambio promedio en Monex registró una variación interanual de -4,9% y acumulada de -6,0%.

Por su parte, en lo que transcurre de 2019, el BCCR efectuó compras en Monex por USD 1.924,5 millones, que permitieron atender el requerimiento neto del Sector Público No Bancario (SPNB) por USD 1.650 millones (USD 2.630,3 millones en igual periodo de 2018) y restituir parte de las divisas vendidas directamente al SPNB en el 2018. Cabe indicar que este año la participación del BCCR por estabilización fue relativamente baja (USD 66,5 millones, concentrada en abril y mayo, contra USD 415,5 millones un año antes).

En línea con lo anterior, el saldo de las reservas internacionales netas al 20 de noviembre ascendió a USD 9.127,9 millones, equivalente a 14,9% del PIB. Influyó en este resultado el ingreso de divisas correspondiente a la colocación de USD 1.500 millones en títulos de deuda pública en plazas financieras internacionales a plazos de 11 y 26 años. Este acervo equivale a 7,6 meses de las importaciones de bienes del régimen definitivo y a 1,8 veces el saldo de la base monetaria ampliada.

La información contenida en este informe sobre la economía nacional fue tomada en consideración por la Junta Directiva del Banco Central en su decisión del 20 de noviembre de 2019, para mantener la Tasa de Política Monetaria en 3,25% anual.

Notas:

[1] VIX es un indicador de la volatilidad esperada implícita en los mercados de acciones, y es reflejo de la incertidumbre que tienen los inversionistas. Valores superiores a 30 se asocian con una alta volatilidad, mientras que valores inferiores a 20 con períodos de relativa calma o estabilidad. Valores entre 20 y 30 se consideran como periodos de volatilidad moderada.

[2] Esto incidió en la factura petrolera, cuyo monto acumulado a octubre fue menor en 1,9% con respecto al del mismo periodo del año previo.

[3] La brecha del producto es la diferencia entre el nivel del producto interno bruto efectivo y el potencial, expresada como porcentaje del producto potencial.

[4] En el resto de componentes de ese déficit agregado, el menor superávit del resto del sector público no financiero (-0,1 p.p. del PIB) fue compensado por el menor déficit del Banco Central (0,1 p.p.).

[5] Se utiliza como referencia un PIB anual estimado para cada mes, con base en el crecimiento anual del PIB nominal contemplado en la revisión del Programa Macroeconómico 2019-2020.

[6] En lo que transcurre de 2019 la TPM ha experimentado seis ajustes consecutivos a la baja, para una reducción acumulada de 200 p.b. desde el 28 de marzo

[7] El crédito en moneda nacional aumentó 4,3% y en dólares mostró una caída de 4,4%, lo cual se refleja en un incremento de la participación del componente en colones en la cartera total a 62,3% (60,3 en octubre de 2018).