Inicio de sesión
  • Noticias
Imprimir

Informe N°. 9-2019

Comentario de la economía nacional para setiembre de 2019


- Descargue este informe (PDF)

San José, 26 de setiembre de 2019

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica, en la sesión 5895-2019 celebrada el 18 de setiembre de 2019, conoció y discutió el informe mensual de coyuntura económica. De este análisis destacó lo siguiente:


Economía internacional:

1. Aumenta la incertidumbre asociada a las tensiones comerciales entre Estados Unidos (EUA) y China, lo cual ha incidido en la desaceleración de los flujos de comercio y de las proyecciones de crecimiento de nuestros principales socios comerciales. El Índice de incertidumbre del comercio mundial, incluido en una publicación reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI)1, muestra mayor incertidumbre a partir del tercer trimestre de 2018 y se incrementó significativamente en el primero del presente año, luego del aumento de los aranceles estadounidenses a las importaciones procedentes de China el 1 de marzo2.

2. En este contexto, continúa el relajamiento de las condiciones monetarias en economías avanzadas y emergentes, lo cual amplía el espacio para una política monetaria contracíclica en Costa Rica. En particular, el Sistema de la Reserva Federal de EUA redujo el rango meta de la tasa de fondos federales en 25 puntos base (p.b.) hasta [1,75%-2%] en la reunión del 17-18 de setiembre, lo cual se suma a la disminución de 25 p.b. de julio pasado. Entre los elementos que consideró, se encuentran la evolución de las perspectivas económicas mundiales y las menores presiones inflacionarias.

De igual forma, el Banco Central Europeo (BCE)3 y otros bancos centrales como el de Brasil, México, Chile, Perú, Nueva Zelanda, India, Tailandia y Australia, también han realizado ajustes hacia la baja en sus tasas de interés de política monetaria. Al mismo tiempo, el Banco Popular de China anunció nuevos estímulos monetarios, mediante la reducción de 50 p.b. en la tasa de requerimientos de reserva para todos los bancos y un recorte adicional de 100 p.b. para bancos pequeños.

3. Los precios de las materias primas importadas por Costa Rica muestran una reducción desde inicios de agosto, en particular los metales. El precio medio de las materias primas importadas mostró una caída de 9,7% en agosto respecto a julio y sus tres componentes presentaron similar comportamiento (granos básicos -7,7%, metales -16,6% y crudo WTI -4,6%). No obstante, en los últimos días se observa un aumento en la volatilidad de los precios del petróleo, asociada a los eventos ocurridos en Arabia Saudita, pero que ha tendido a normalizarse.


Economía nacional:

1. En agosto la inflación interanual (2,86%) se ubicó en un nivel similar al de julio y, se estima que un 27% (0,8 puntos porcentuales, p.p.) de esa variación fue explicada por el efecto de la introducción del impuesto sobre el valor agregado (IVA) contemplado en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (Ley 9635), lo cual es congruente con lo previsto en el Programa Macroeconómico 2019-2020 de enero de 2019 y su revisión de julio.

Por su parte, la inflación subyacente y la mediana de las expectativas de inflación a 12 meses se mantuvieron en torno al valor medio del rango meta.

2. La actividad económica mostró en julio un crecimiento interanual superior en 0,2 p.p. con respecto a junio. Sin embargo, todavía presenta una tendencia decreciente en comparación al mismo periodo del año anterior. En efecto, el crecimiento medio e interanual en los primeros siete meses del presente año fue de 1,5%, mientras que la tasa promedio de los últimos 12 meses fue de 1,8%. Al igual que en los meses precedentes, el dinamismo de los regímenes especiales4 explicó el crecimiento en julio.

Por otra parte, las actividades de las empresas del régimen definitivo, que representan un 90% de la producción total, presentó un crecimiento de 0,2%, debido a la menor producción de bienes que tienen encadenamientos con otras actividades económicas, tales como algunos productos agrícolas y las nuevas edificaciones (comerciales y residenciales).

3. En línea con lo anterior, la confianza de los empresarios y consumidores continúa baja y sus perspectivas pesimistas. Según la encuesta de confianza del consumidor realizada por la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica en agosto de 2019, el índice de confianza se redujo a 28,5 puntos (desde 32,9 puntos en mayo pasado). Por su parte, de acuerdo con la encuesta Pulso empresarial de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), el índice de confianza de los empresarios pasó de 5,7 puntos en el segundo trimestre de 2019 a 5,3 en la encuesta del tercer trimestre.

4. La balanza comercial de bienes acumuló a julio de 2019 un déficit equivalente a 4,4% del PIB, menor en comparación con igual lapso del año pasado (5,0% del PIB), como resultado la contracción en las importaciones y el moderado crecimiento en las ventas externas.

En la evolución de las importaciones (-2,9%) incidió la reducción en las compras de las empresas del régimen definitivo (-8,3%), principalmente asociada a la disminución en la factura petrolera y en la compra de vehículos, materiales metálicos para la construcción e insumos vinculados con la industria metalúrgica y grúas.

Las exportaciones de bienes crecieron 1,0%, debido a que el impulso de las ventas de empresas amparadas a los regímenes especiales de comercio (8,9%) fue compensado por la caída en las ventas de las empresas del régimen definitivo (-6,8%).

En cuanto al destino de las exportaciones, destaca la recuperación observada en julio en las ventas a Centroamérica y Panamá (crecimiento de 4,1% que contrasta con la reducción de 5% en los primeros cinco meses del año), mercado que ha estado afectado en forma negativa por la situación política y social en Nicaragua.

5. Pese al aumento en la recaudación del Gobierno producto de la reforma fiscal, su déficit continúa en ascenso, debido a la mayor carga de intereses. Según cifras preliminares a agosto de 2019, el déficit del sector público fue 2,7%, superior en 0,2 p.p. al registrado en igual periodo del año previo. Este resultado estuvo determinado, principalmente, por la desmejora en las finanzas del Gobierno Central (con déficits financiero y primario de 4,1% y 1,6% del PIB, respectivamente), compensado parcialmente por el mayor superávit del resto del sector público no financiero reducido y el menor déficit del Banco Central.

El comportamiento indicado de las finanzas públicas, y particularmente el del Gobierno Central, continúa generando una trayectoria creciente de la deuda. En agosto, el saldo de la deuda pública fue equivalente a 69,2% del PIB y la razón de deuda del Gobierno a PIB se ubicó en 54,5%, superior en 0,9 p.p. a la mostrada en diciembre y 3,5 p.p. con respecto a igual mes de 2018.

6. Los agregados monetarios amplios y el crédito al sector privado continúan mostrando una desaceleración. En agosto, ambos agregados crecieron a tasas interanuales por debajo de las registradas un año antes, lo cual es congruente con la desaceleración de la actividad económica. Sin embargo, los agregados monetarios restringidos crecieron a tasas superiores a las del año pasado, lo que puede obedecer al menor costo de oportunidad de mantener dinero, dada la reducción de las tasas de interés pasivas en meses recientes y, en alguna medida, por la incertidumbre sobre la economía5.

Por tipo de moneda, por el lado del ahorro, continúa la mayor preferencia por la moneda extranjera, mientras que para el crédito sobresale la moneda nacional.

7. En agosto, el Mercado Integrado de Liquidez (MIL) registró una reducción en el volumen de negociación, la primera en tres meses. Esta disminución en el monto negociado (cerca de 14,5% con respecto a julio) se manifestó en una menor posición deudora del BCCR, la cual se ubicó en ¢345 mil millones6 (¢387 mil millones el mes anterior).

Esta reducción del exceso de liquidez en el MIL puede relacionarse con la captación efectuada en agosto por el Ministerio de Hacienda (MH) y el BCCR. El primero captó ¢452 mil millones, de los cuales 70% fue mediante Tesoro Directo y el restante 30% en subastas, y cerca de USD 20 millones, mediante colocaciones directas. Por su parte, el BCCR realizó una subasta de títulos en mercado primario donde captó ¢97 mil millones (68% del monto ofrecido) en instrumentos a tasa fija y cero cupón. En cuanto a los vencimientos (principal e intereses), el BCCR registró un monto cercano a los ¢3.500 millones y el MH de casi ¢411 mil millones en moneda nacional y USD 165 millones en moneda extranjera. En UDES el monto fue cercano a los ¢304 millones.

8. En agosto el Banco Central mantuvo la TPM en 4,00% y de igual modo, las tasas de interés del sistema financiero permanecieron relativamente estables. Las tasas de interés activas, tanto en colones como en dólares, mostraron ligeros ajustes por actividad económica y por grupo de intermediario.

Por su parte, la Tasa básica pasiva (TBP) osciló en agosto entre 5,70% y 5,90% y se ubicó a fin de mes en 5,85%, 25 p.b. menos que la observada el mes previo. Esta reducción se debió, principalmente, a una disminución en el plazo medio de captación, cuyos rendimientos son más bajos.

9. El mercado cambiario continuó siendo superavitario en agosto y en la primera quincena de setiembre. Al 17 de setiembre, el resultado neto acumulado del mercado privado de cambios (“ventanillas”) fue superavitario en USD 1.319 millones (USD 1.228,8 millones en igual lapso del año anterior). A esa fecha, el tipo de cambio en Monex registró variaciones acumulada de -4,95% e interanual de 0,15%.

En este contexto, el Banco Central efectuó compras por USD 1.458,1 millones para restituir las ventas de divisas efectuadas al Sector Público no Bancario y además, realizó ventas por estabilización (USD 65,6 millones). Además, en este periodo, los intermediarios cambiarios acumularon USD 283,8 millones en su posición en moneda extranjera.

La información contenida en este informe sobre la economía nacional fue tomada en consideración por la Junta Directiva del Banco Central en su sesión del 18 de setiembre de 2019, para el análisis de política monetaria.


Notas:

[1] Blog del FMI “Un nuevo índice traza la incertidumbre en torno al comercio internacional en el mundo entero”, publicado el 9 de setiembre de 2019. Para construir el índice, se identificó la cantidad de veces en que se hace referencia al término «incertidumbre» relacionado con el comercio internacional en los informes preparados por Economist Intelligence Unit (EIU).

[2] La mayor incertidumbre también incidió en el cambio en la pendiente de rendimientos de los Bonos del Tesoro de EUA en meses recientes, lo cual se asocia con una pérdida de confianza sobre el crecimiento futuro.

[3] El BCE redujo la tasa de interés para la facilidad de depósito en 10 p.b. hasta -0,50% en la reunión de política monetaria del 12 de setiembre. Además, reactivó el programa de compra de activos por € 20.000 millones por mes a partir del 01 de noviembre. Estas decisiones se basaron, entre otros, en la debilidad prolongada de la economía, persistencia de riesgos a la baja y menores presiones inflacionarias.

[4] Su producción creció 10,8% en julio, impulsada principalmente por la manufactura de implementos médicos y los servicios informáticos y empresariales.

[5] Ante la mayor incertidumbre, los agentes económicos podrían mantener mayores saldos en activos líquidos para tener más margen de maniobra ante los eventos futuros.

[6] En setiembre, dicha posición continuó cayendo hasta ubicarse en ¢287 mil millones, en promedio.