Inicio de sesión
  • Noticias
Imprimir

Comunicado de política monetaria Nº 10-2019

Junta Directiva del BCCR reduce la Tasa de Política Monetaria en 50 puntos base y la ubica en 3,25% anual


- Comunicado de prensa (PDF)

San José, 30 de octubre de 2019

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR), en sesión del 30 de octubre de 2019, acordó reducir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 50 puntos base (p.b.), para ubicarla en 3,25% anual, a partir del 31 de octubre de 2019. Adicionalmente, se determinó una reducción de la tasa de interés bruta de los depósitos a un día plazo (DON) en 41 puntos base, para establecerla en 1,85% anual, también a partir del 31 de octubre de 2019.

El ajuste de la TPM se realiza de forma prospectiva, con base en el análisis de la evolución esperada de la inflación y sus determinantes macroeconómicos, lo que incluye un análisis del contexto internacional y doméstico.

En el entorno externo, prevalece la desaceleración de los flujos de comercio y del crecimiento mundial, en buena parte como resultado de la incertidumbre asociada con las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y la salida del Reino Unido de la Unión Europea. En esta línea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha venido revisando a la baja sus proyecciones de crecimiento mundial para 2019-2020, hasta llevarlas a 3,0% y 3,4%, respectivamente, en la edición de octubre del Informe de Perspectivas Económicas.

Frente a esa realidad de desaceleración económica, los bancos centrales de algunas economías avanzadas y emergentes han relajado sus tasas de interés, lo cual amplía el espacio para una política monetaria contracíclica en Costa Rica. En particular, destaca la decisión del Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos de reducir el rango de la tasa de fondos federales en 25 p.b. a 1,50%-1,75%, en su reunión de este jueves 30 de octubre.

En el contexto costarricense, la actividad económica mostró un crecimiento interanual de 1,6% en agosto, lo que implicó una aceleración de 0,4 puntos porcentuales (p.p.) con respecto a junio. Sin embargo, el crecimiento medio en los últimos 12 meses se ubicó en 1,7%, por debajo del crecimiento potencial estimado para la economía costarricense (3,5%). Con ello, se ha abierto y ampliado una brecha negativa de producto; es decir, que existe capacidad ociosa en la economía.

Por otra parte, la tasa de inflación general fue de 2,5% en setiembre pasado, inferior en 0,4 p.p. a la observada en agosto, por lo que no se identifican efectos de segunda ronda asociados con la implementación a partir de julio pasado de las disposiciones tributarias contempladas en la Ley 9635. Además, la información disponible indica que, en octubre, la mediana de las expectativas de inflación a 12 meses plazo coincide con el punto medio (3%) del rango meta de inflación.

Las proyecciones de la inflación ubican esta variable por debajo del punto medio del rango meta para lo que resta de 2019, y con probabilidad mayor al 50% de permanecer por debajo de dicho nivel en 2020. Esto refleja la persistencia de fuerzas desinflacionarias (es decir, que tienden a desacelerar la inflación), entre las que destacan: el bajo nivel de crecimiento de la actividad económica y una brecha de producto negativa; una alta tasa de desempleo; y un crecimiento del crédito al sector privado en colones inferior al crecimiento nominal de la economía.

Con base en el anterior análisis, la Junta Directiva del BCCR consideró que una nueva reducción de la TPM apoyaría el incipiente proceso de recuperación económica que muestran los indicadores de producción, sin que se ponga en riesgo el objetivo de mantener la inflación baja y estable.