Banco Central de Costa Rica

|/js/BCCR_menu.htm
|/js/Menu_Izquierda.htm
Exportar a PDF Exportar a Word Exportar a Texto Plano
 

La inflación en julio 2015

 

San José, 07 de agosto de 2015

 

Para julio del 2015 la inflación, medida por la variación mensual del Índice de precios al consumidor (IPC), fue de -0,43%[1]. Con este resultado, la tasa acumulada en los primeros siete meses del año alcanzó -0,35% y la interanual -0,32%.  En relación con este último valor, desde hace aproximadamente 47 años la economía costarricense no registra cifras negativas para la inflación expresada en términos interanuales[2].

 

Los resultados anteriores corresponden a la primera medición del Índice de precios al consumidor, base junio 2015=100, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) con la canasta de bienes y servicios obtenida de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH 2013)[3].

 

No obstante el cambio metodológico realizado por el INEC para el cálculo del IPC, tal como fue previsto en la reciente revisión del Programa Macroeconómico 2015-2016, la inflación interanual continuó ubicada por debajo del límite inferior del rango meta definido por el Banco Central de Costa Rica (4% ± 1 punto porcentual), lo cual es altamente probable prevalezca para lo que resta del 2015.

 

Sobre el desvío a la baja con respecto al rango meta, el Banco Central reitera que esta condición no es resultado de su postura de política monetaria, sino de la modificación en precios relativos, cuyo efecto tenderá a disiparse en el tiempo.  Al respecto se tiene que:

 

i.Las acciones de política monetaria han sido consecuentes, y así continuarán, con lograr que la inflación se ubique en el rango meta de inflación.  Pese a lo anterior, su evolución reciente estuvo influida por los efectos de choques que afectaron la oferta de bienes y servicios, como es el caso de aquellos originados en los precios de bienes importados o en factores climatológicos; además, la mejora en los términos de intercambio favoreció la estabilidad cambiaria y por esta vía no se gestaron presiones alcistas sobre el nivel general de precios.

 

ii.Disipados los efectos de los choques de oferta (externos y agrícolas) la inflación retornaría al rango meta, en el tanto los determinantes macroeconómicos evolucionan de manera congruente con ese objetivo.

 

Las expectativas de inflación a 12 meses se ubican dentro de ese rango y los agregados monetarios y crediticios se encuentran en niveles compatibles con una estimación de inflación que converge gradualmente al 4% en el 2016 y, que es congruente con una posición de política monetaria que considera el efecto sobre la inflación de un nivel de actividad económica por debajo de su nivel potencial.

 

 

 

 



[1]En la variación mensual del IPC los rubros con mayor aporte negativo fueron servicio de agua (0,27 puntos porcentuales, p.p.), servicio de electricidad (0,08 p.p.), automóvil (0,05 p.p.) y atún en conserva (0,04 p.p.); estos efectos fueron parcialmente compensados por el incremento en precios como el de gasolina (0,12 p.p.), paquetes turísticos (0,05 p.p.), tomate (0,03 p.p.) y alojamiento (0,02 p.p.).  Las cifras entre paréntesis corresponden al aporte de esos rubros a la variación mensual.

[2]En julio de 1967 la inflación interanual fue de -0,14%.

[3]Detalles sobre el Índice de precios al consumidor, base junio 2015 pueden consultarse en http://www.inec.go.cr.

 

Imagen de Estructura
Banco Central de Costa Rica © 2016.